sábado, 5 de noviembre de 2016

COMO SI MURIERAS



!Quédate así... como si murieras!
Como si en cada respiro se te fuera el alma.

Así, inmenso, sutil y silencioso, como
un copo de algodón que se desgaja entre
las manos que lo liberan.

No digas nada, porque ya lo dices todo
con esos ojos negros que iluminan mis
sentidos.
Entrégate intacto, sin remolinos que te absorban,
o que mancillen mis sonrojos.

Inténtalo, que la corriente se adueñe de ti
y te cubra por completo. 
Viaja hacía mí,
tranquilo, sin miedo.
¡Quédate así… como si murieras!

No hay comentarios: