martes, 17 de noviembre de 2015

NO ENTIENDO - PROSA






No entiendo la razón del desvarío, ni la queja ausente del destierro.
Invento mariposas ondulantes, al paso de mi tristeza y desaliento.
No intento redimir mis desaciertos, ni siquiera disculpar tantos
errores. Es la vida que invita sin manuales, al trajinar obligado de
los tiempos.
Soy arena que se quema en soledades, viento que se pierde en la
cornisa, huracán que no arrecia y ya calmado, espera el momento
de la huida.
Herencias no quedan en la noche,ni estirpes, mucho menos abolengos...
Se cuelan simplemente los momentos, que algunos no ven, ni reconocen.
Me pierdo en el infinito de mis duelos, en cada amanecer de soledades,
me quedo en el fondo del espejo, y sueño con un día sin memoria.


2 comentarios:

Teperepe dijo...

Me gusta cuando callas. Me gusta el título de tu blog y lo que en él escribes. Me gusta cuando sacas a relucir todos tus temores, tus ideas, tus alegrías y sinsabores. Eres una persona grande Li, muy grande. Me gusta que seamos hermanas.


Tqm
Tere

Candela Martí dijo...

Estimada Lila, siempre es una alegría volver a encontrarte y leerte y releerte y gozar de tu enorme sensibilidad e inteligencia emocional.

Todos mis mejores deseos de paz y amor, para ti y tu familia.
Un gran abrazo.