lunes, 18 de marzo de 2013

¿MI CANSANCIO TIENE NOMBRE?



¿Mi cansancio tiene nombre? 
Será ¿Mixtura? ¿O mezcla de sonidos? 
Tal vez, penumbra, desorbitada y 
exangüe, que agonizante se queja 
entre los árboles frondosos. 

Mi lasitud se nota en las ojeras 
perpetuas que anidan bajo mis ojos 
y se inmortalizan bajo mis pestañas. 
Emulación de universos perdidos, 
en las sábanas frías de mis nostalgias. 

Debilidad extrema, agotamiento ígneo, 
contradicción eterna. 
Este desaliento me quema.

5 comentarios:

que es el amor dijo...

"Mi lasitud se nota en las ojeras
perpetuas que anidan bajo mis ojos
y se inmortalizan bajo mis pestañas"

me encanto,es sublime y verdadero,lo senti muy profundo.

que es el amor dijo...

"Mi lasitud se nota en las ojeras
perpetuas que anidan bajo mis ojos
y se inmortalizan bajo mis pestañas"

me encanto,es sublime y verdadero,lo senti muy profundo.

Ma. del Carmen S. Jaime dijo...

Estimada Lila

hace tiempo que no pasaba por aquí
veo que sigues escribiendo bella poesía.
Sabes, el blog Despeinar el alma
( está a la derecha de tu blog en una lista)
era mío pero lo eliminé hace como tres años. Aquí aparece, por favor quitalo de tu lista ya que su contenido no es miooooooooo.Te agradezco.
Muchos abrazos.

Ma. del Carmen

Teperepe dijo...

Donde escribes más Li?

Lila Manrique dijo...

Hola Mi Tere, solo escribo acá, lo he abandonado un poco, pero voy a retomar, te espero hermanita del alma, e iré al tuyo.
Abrazotes