viernes, 12 de noviembre de 2010

SE DESNUDA TU MIRADA




Se desnuda tu mirada en el entorno delicioso
de mis besos, y se pierde lujuriosa en las cavernas
sensuales de mi espacio; enarbolando tu bandera
con el orgullo propio del conquistador que ocupa
las tierras de su lucha.

Se desviste tu piel, recorriendo sin prisa, cada
poro que exaltado se entrega al febril pálpito
epicúreo de tus manos aladas, pavesas del alma
que se filtran airosas en el cantico amable de tu boca.

Inherente a ti, declino mi angustia en un soplo de
esperanza compartida; en el ocaso del te amo se
neutraliza el olvido que arrebata la espera,
que debilita los sentidos y manosea los silencios.

Se desnuda tu mirada, ante la proximidad golosa
de mi alma, con solo imaginarme en un esbozo,
con presentir apenas mis aromas, o el perfume
que innato oscila de mi pecho.

No hay comentarios: