miércoles, 18 de marzo de 2009

HACIA TI, MIS MANOS



No sé a dónde van las aves cuando emigran,
dejando su nido a la deriva.
Solo sé, que tú no te has ido porque en el
camino se perpetúo tu aroma. Y de tu sonrisa
surgieron arpegios de mediodía.
No quiero recordarte sin aliento,
por que tu recuerdo se ajustó a mi alma
como un verso. Y entre las rimas ausentes de
tus gestos, se alzaron gloriosos
tus ojos tan bellos.

Hoy, no rimo, no mido, no hago versos.
Hoy, junto mis manos y elevadas hacia ti
las mantengo, porque tu presencia habita
perpetuamente en este universo.
Porque solo diste unos pasos y luego
te seguiremos.
Porque eres un ángel mi querido pilluelo.
Porque de tu sonrisa, se ha enamorado el cielo,
y de tus ojos se prendó un lucero.
Te quiero Alejandro, mi dulce niño, mi primo,
mi cielo. Nos llevas en tu maleta,
cargada de sueños.
Dueño absoluto, de nuestros recuerdos

8 comentarios:

Arianna dijo...

hermoso homenaje, Lila.
Un abrazo a la distancia.

Lila Manrique dijo...

Gracias mi nanita, un abrazo y mi cariño para ti.

Leni dijo...

Mi cielo.No te hace falta medir nada.
Porque con tus letras has medido lo posible y lo imposible.
has tocado el cielo.

Si un abrazo tiene medida.
espero que el mío te llegue en los metros y centímetros exactos para que te arrope.

Un beso inmenso.

Lila Manrique dijo...

Gracias por tu abrazo Leni querida, y va el mío, con toda mi alma.
Gracias por estar presente.
Un beso

Paseo de Letras dijo...

Precioso recuerdo de un ser querido. En muchas ocasiones el dolor nos arranca palabras bellísimas.
Abrazos.
PD Gracias por tus comentarios en mi blog.

Lila Manrique dijo...

Gracias paseodeletras, por tu presencia. Un abrazo grande para ti.

CUORE dijo...

ays mi reina, que lindo blog tienes, me encanta y este poema es tan bello que llega al alma.

dejas huela mi reina,

te quiero mucho, tu siempre amiga susi

Lila Manrique dijo...

Mi susii bella, amiga del alma, gracias por estar presente. MI cariño para ti