martes, 27 de mayo de 2008

MI MORTAJA



MI MORTAJA

Cuando muera me amortajan,
en la danza de mil horas
que asesinas y opresoras
tristemente se desgajan.

Tierra soy, a ella regreso,
sin delatar mi agonía
un sin fin de avemaría
que me liga, lo confieso

Temor de morir no existe
cuando se vive soñando.
Cada paso cosechando,
mi alma de paz se reviste.

Mi risa es solo una mueca
de la máscara que ostento,
sobre mi rostro sediento
y frágil como una rueca

Ya de nada me arrepiento,
ni de amores, ya, fallidos
que se donan en gemidos
de lujuria y buen intento.

Ni de aciertos onerosos
o mentira tan burlesca
con esa mirada fresca
que fingen ojos llorosos.

No hay comentarios: